• English
  • Deutsch
  • Español

You are here

The Almudaina Palace

Fortaleza musulmana en sus orígenes, el palacio se convirtió en la residencia oficial de los Reyes de la Corona de Aragón a principios del siglo XIV con el rey Jaume II. 

Aunque la corte real ya tenía su residencia oficial en Perpignan, Jaume II quiso restaurar la ciudadela como residencia de verano - y ahí entra en juego Pere Salvà, que también construyó el Castillo de Bellver.

Situado enfrente de la Catedral y con vistas al puerto, es un edificio imponente. Rodeado de una bellísima zona verde (S'Hort des Rei) podrá caminar por senderos a la sombra o sentarse a escuchar los murmullos de las fuentes.

Desafortunadamente muchas estancias están vacias. Sin embargo, como parte de sus planes, el Rey fusionó el palacio con la Capilla Real, conocida como la Capilla de Santa Ana. Aunque es de reducido tamaño es excepcionalmente bella y bien merece la pena una visita. Su portal románico es uno de los raros ejemplos de este tipo de arquitectura en la isla y cuelga en su interior una pintura del artista mallorquí Rafael Mojer, de 1465.

Otras piezas de gran valor son los tapices flamencos de los siglos XVI y XVII que ilustran acontecimientos de la historia de España. Tapices y banderas de los siglos XVII y XVIII representando la batalla de Lepanto (1571), donde las flotas española y veneciana derrotaron conjuntamente a los Turcos.

Durante las vacaciones anuales de la Familia Real Española en Mallorca, el Palacio de la Almudaina es la sede oficial del Rey Juan Carlos I, siendo utilizado para ceremonias de Estado.

Horarios: Verano: Lunes a Viernes 10:00 a 18:30, Sábados: 10:00 a 14:00, Domingos cerrado
Invierno: Lunes a Viernes 10:00 a 14:00 y 16:00 a 18:00
Sábado y Domingo cerrado
Palacio de la Almudaina
C/Palau Rial, 20. Palma. Tel: +34 971 214 134